Glosario

Tips para comenzar a apostar online

Para poder comenzar en el mundo de las apuestas es necesario conocer la terminología y el vocabulario básico del sector. Así podrás asegurar que entiendes todos los conceptos y decidir qué cuota elegir. Te mostramos un glosario por orden alfabético

A

Apuesta: El gran kit de la cuestión. Donde la suerte está echada. Cada apuesta supone la acción de pagar un importe por una determinada acción: la casa de apuestas confirmará el boleto y te indicará las posibles ganancias que puedes obtener en cada una de ellas. Para realizar una apuesta, hay que seleccionar un pronóstico dentro del mercado que ofrece la web, estableciendo para ello una cantidad de dinero a tu elección. Perder una apuesta significa no recuperar el importe invertido, pero si la ganas recuperarás lo apostado más la ganancia en función de la cuota.

Apuesta combinada: Otra de las estrellas de las casas de apuestas, también denominadas Parlay. En las apuestas combinadas, se eligen dos o más pronósticos que deben ser acertados en su totalidad. Acertarlos supondrá una ganancia superior, ya que se multiplicarán las cuotas de cada uno de los pronósticos. Un sistema más complejo pero que supone mayores ganancias por lo general.

Apuesta en directo: Está muy de moda poder realizar apuestas con el evento ya comenzado. Muchas webs de apuestas ofrecen esta posibilidad, con unas cuotas que van cariando según el resultado y las singularidades de cada partido.

Apuesta especial (special bet): Suelen ser apuestas de largo plazo y de pronóstico más incierto. Se arriesga mucho ya que suelen haber múltiples opciones que elegir. Por ejemplo, en algunas webs se puede apostar a quién será el máximo goleador de una competición de fútbol, o por quién será el próximo entrenador de un equipo.

Apuestas online: Puedes apostar en cualquier momento y desde cualquier lugar del mundo. Gracias a internet, puedes pronosticar a través del ordenador, tablet o teléfono móvil en múltiples eventos deportivos, y además monitorizar tu apuesta.

B

Bono: Muchas casas de apuesta ofrecen una promoción donde te ofrecen una cantidad o porcentaje de dinero ingresado de forma gratuita bajo unos condicionantes impuestos. Pueden ser a través de un código o depositar directamente en tu cuenta un dinero ficticio con el que apostar.

Bankroll: El bankroll es la cantidad real disponible para apostar que tienes en tu perfil de las webs de apuestas online. Es el saldo del que puedes disponer, el cual podrás limitar siempre que quieras.

C

Cuotas: La gran cifra que todos queremos saber: por cuanto vamos a multiplicar nuestro dinero invertido. La cuota será la cifra del pronóstico – o la suma de las cifras en apuestas combinadas – por la que multiplicaremos nuestra apuesta. Por lo general, las cuotas más bajas (cercanas a 1) serán las de pronóstico más sencillo, mientras que las que más se alejen del 1 serán aquellas más difíciles de acertar. Las cuotas irán variando durante el transcurso de los partidos en vivo.

Casa de apuestas: Las casas de apuestas son las empresas que ofrecen todo el sistema de pronósticos, cuotas y contrapartidas económicas. Son los gestores del mercado de apuestas y administrarán tu bankroll e ingresarán las posibles ganancias a tu cuenta.

Cubrir: Muchas veces los apostantes deciden realizar una apuesta complementaria para minimizar pérdidas en caso de no atinar con la apuesta principal. A ello se le llama ‘cubrir’, donde es importante analizar las cuotas para obtener unas ganancias mínimas a la hora de tomar la decisión.

D

Depósito: Realizar un pago a la casa de apuestas para actualizar tu saldo se conoce como efectuar un depósito. Puede ser a través de tu cuenta bancaria, tarjeta o en efectivo.

Drawdown: El término que nadie quiere oír: hace referencia a la máxima pérdida de dinero en las apuestas.

E

eSports: Las competiciones de videojuegos o deportes electrónicos reciben el nombre de eSports. Se trata de partidas online donde los jugadores compiten en juegos de estrategia, deportes o conflictos bélicos. El mercado de eSports está en auge, y por ello algunas webs de apuestas ofrecen cuotas de alguna de sus competiciones más relevantes.

Evento: Se trata de la competición o partido por la que puedes realizar tu apuesta en cualquiera de los mercados que ofrezcan.

Favorito: En cada partido o competición, habrá un equipo o deportista que tendrá más opciones de victoria. Esto viene indicado por una cuota más baja.

H

Hándicap: Uno de los sistemas de apuestas favoritos por los usuarios. Mediante las apuestas con hándicap, asumes un reto extra: debes sumarle o restarle una puntuación al resultado final del evento.

M

Mercado: los partidos ofrecen una gran variedad de apuestas para elegir: triunfo, goles, anotadores, minutos, tarjetas, hándicap… A todo ello se le conoce como mercado.

Más/menos (over/under): Su propio nombre es bastante explícito: apostar por más o menos en un determinado valor de un evento. Por ejemplo, apostar a ‘más’ significa creer que va a haber más de x goles/puntos en dicho evento, mientras apostar por ‘menos’ significa lo opuesto: crees que va a haber menos goles/puntos que el valor establecido.

P

Pre-match (apuesta pre-partido): La apuesta que se realiza antes de comenzar el evento deportivo.

Probabilidad: las posibilidades de que algo ocurra. En algunos casos se pueden expresar con números decimales o fraccionarios.

Pronosticador: en inglés conocido como Tipster. Los gurús de las apuestas, encargados de pronosticar resultados y ayudarte a elegir las mejores cuotas en las apuestas deportivas.

Pick: el pronóstico o la apuesta recomendada por el pronosticador.

R

Registro: en cada página de apuestas debes crearte una cuenta de usuario para tener tu propio perfil. Así, podrás efectuar tus apuestas y tener tu propia cuenta con tu saldo y ganancias.

Retirar: el momento que todos desean: convertir el dinero ficticio de tu cuenta de usuario a dinero de verdad en tu cuenta bancaria. Una retirada supone cobrar el premio acumulado y trasladarlo de la web a tu bolsillo.

Rollover: las condiciones que debes tener en tu cuenta para que el dinero recibido mediante un bono promocional pueda convertirse en saldo real.

S

Surebets: los más expertos pueden apostar en más de una web para aprovechar las posibles fluctuaciones en las cuotas. Es importante realizar las surebets sobre un mismo evento.

Stake: es complicado establecer un grado de seguridad en torno a una apuesta, pero muchos apostadores lo hacen. El stake es una cifra del 1 al 10 relativa a una apuesta: el 10 es una confianza total de que la apuesta vaya a tener un resultado positivo, mientras que el 1 es el menor grado de confianza.

T

Trading deportivo: en ocasiones, puedes vender tu apuesta durante un evento en vivo. Debido a la evolución de las cuotas, puedes sacar rentabilidad de tu inversión al vender la apuesta a otros jugadores antes de que la cuota baje o se cancele.

U

Underdog: lo que coloquialmente se conoce como ‘el tapado’. Ese deportista o equipo que no parece favorito pero que es capaz de dar una sorpresa y cuyas cuotas suelen ser más altas.

V

Value: las casas de apuestas no son perfectas, y en ocasiones pueden inflar las cuotas respecto a la probabilidad real de que suceda un evento. Detectar el value de una apuesta te permitirá tener más posibilidades de aumentar las ganancias.